jueves, 28 de abril de 2011

para vos...


Tres Botones

No hay lugar más seguro para mí
que tu pecho:

es un árbol que, retoño, quiere
guarecer mis pájaros;

un lozano amanecer donde converger
buscan mis sátiros;

un agridulce sabor del que libar
necesitan mis labios.

Hacia él voy cada noche
a darle el temple requerido;
hacia él fueron tus hijos,
fue Julián el primero en asaltarlo
y tus manos más tarde extrajeron
gota trás gota el zumo lácteo
para el hambre pequeñita
del pequeñito Bernardo.

No podría nunca equivocarme
si tuviera que; perdido, encontrarlo
pues no son dos sino tres los botones
que, marrones, se abrochan en tu saco.


1987

1 comentario:

Naty V C dijo...

Ah, gracias por compartilo con la audiencia, es un poema muy hermoso, que tiene mucho mucho amor!