jueves, 10 de febrero de 2011

Transitando las rutas de la vida...


En Tránsito












En mi nave de azúcar, impalpable,
a través de mi vergel umbrío,
con las manos tendidas me adelanto
en esta ruta que me lleva en tránsito.

Umbrales del ser siguiendo el ser,
tímpanos ansiosos de oír lo que no oyeron
y una idea fija de fijar este camino
y una espera paciente que impacienta tanto.

Una muerte cotidiana es consecuencia
de un diario nacer ingénito: si el camino
es sinuoso o recto ya no importa,
lo que sí importa es el acompañante.

Humana la carne, roja la sangre,
dorado el espíritu, valiente el hambre
y la mirada transparente me llevan de la mano
en este viaje extasial que me diverge.



1987

2 comentarios:

Naty V C dijo...

A veces me das ganas de llorar. La poesía no es lo mío en la escritura pero cómo disfruto de leerla y más cuando combina realidad cruda con esperanza plena. Sos muy capo, quiero leer de nuevo la de los tres botones que tiene tu saco, cuña.

elzingar dijo...

en realidad, los tres botones no eran de mi saco...pero,de donde conocés eso ?